jueves, junio 19, 2014

Aventuras de Bolsillo


Descendientes de las Dime Novels y de las Penny Dreadfull,  la literatura Pulp, regresa cada vez con más fuerza y en español uno de esos empujes es a través de NeoNauta Ediciones, con la colección "Aventuras de Bolsillo" que nos presentan cuatro títulos que valen la pena absolutamente.  



Misterio-Bélico




Abril, 1918. Mientras miles de soldados se dejan la vida en el Frente Occidental, cerca de la frontera franco-germana un oscuro hombre que no debería existir teje en la sombra sus propios planes para el mundo.
Ignorantes de ello, el sargento Lacroix y sus Bufones, ayudados por un espía de lo más extravagante, tendrán que atravesar las líneas enemigas en un intento por desentrañar los misterios que se ocultan tras los muros del castillo Turmberg. ¿Lograrán llegar a tiempo de salvar no solo el destino de la guerra, sino el de toda la humanidad?


Ciencia Ficción


Un equipo de astronautas embarca hacia Venus. Objetivo: verificar la existencia de vida en el planeta femenino. Integrado por militares especializados y un grupo científico con versátiles ingenios en su haber, el equipo recibe el ataque de extrañas criaturas desconocidas que le lleva a descubrir lo que parecen ser unas esculturas antiguas. Una analogía terrícola, un gran hallazgo; pero si ya son diferentes en la Tierra... ¿Qué clase de civilización esperan encontrar?

Espada y Brujería



Jamas pensó Amadís de Gaula, hijo de reyes, que acabaria luchando por su vida en un mundo que no es el suyo. Cuando un conjuro le transporta hasta las mágicas tierras de Planaria, se verá obligado a blandir su arma a favor de un rey que no conoce. Amadís es el único que puede desafiar los tabúes que rodean al legendario Rayo de Hierro. Pero, para llevar a cabo su gesta, tendrá que enfrentarse a mutantes, hechicerías y la más humana de las perfidias. De la fuerza de su brazo y de su fiera voluntad dependerá que logre alcanzar la victoria.

Acompaña a nuestro épico héroe en una nueva aventura de espadas y brujas.

Weird West


Sigue las aventuras de un esclavo prófugo, un cherokee exiliado de su tribu, un mormón, un doctor chino y una candente viuda francesa, forajidos que emprenden una búsqueda sobrenatural liderados por el mexicano Alpidio Olate, alias Chuck, poseedor del Ojo del Diablo. Este extraño artefacto mágico y mecánico le permite, entre otras cosas, ver el futuro o el pasado. El universo de Reward se ubica en un viejo oeste un tanto distinto al que conocemos, dividido en demasiados territorios enfrentados y haciendo frontera con un México Imperial gobernado por el tirano Santa Anna, dictador vitalicio.


¿Que esperas para conseguir tu favorito? 

viernes, junio 06, 2014

Steampunk: ¿Estética o Estática?



Artículo escrito por "El Halcón" Hodson 
Publicado en Febrero de 2012 en el N°12 de "El Investigador"

Steampunk por si mismo ya es un concepto, una idea, una forma de ver las cosas. Dentro del steampunk encontramos movimientos paralelos de estética anacrónica y como ya se ha dicho mucho en esta revista, parece que se trata de concentrar todos los “punks” de todo tipo y simplemente con poner la palabra punk en algo ya puede marcarse como movimiento estético.

Pero más allá de las palabras está el hecho de la elusiva definición de la estética en el steampunk, influenciado más que nada por la visión de Hollywood de lo que es la estética fantástica. Con la consecuente expansión del Steampunk como movimiento gráfico-visual en el mundo del diseño y la moda, hemos visto también como la industria del entretenimiento ha puesto su mirada en este tipo de trabajos y como la industria del cine poco a poco ha ido adoptando los retrofuturismos como recurso visual en una época en la que Hollywood parece haber secado la fuente de la imaginación y se dedica a copiar modelos, ideas y conceptos visualmente atrayentes.

No hay que olvidar que mucho de lo que son los éxitos taquilleros de esta década van completamente cargados de efectos especiales, y el desarrollo de estos efectos especiales ha permitido contar de manera más impactante y precisa, historias más fantásticas y menos apegadas al género del realismo crudo y total. Ya muchos críticos de cine invitan a la gente a ignorar los efectos especiales antes de dedicarse a apreciar lo bien o mal que está hecha una película, después de todo, el 90 por ciento de las películas cuentan con gráficos de computadora tan realistas que harían llorar de emoción a los primeros cineastas del siglo XX.

Si bien la totalidad de los que se apasionan con el movimiento Steam, Diesel ó con alguno de los retrofuturismos existentes, están de acuerdo en que estos movimientos se expandan y crezcan, aun hay muchísimos escépticos que tienen severas dudas sobre el cómo se debe de dar esta expansión. No es de extrañarse esto ni es de sorprenderse puesto que la gran mayoría de los que ahora se hacen llamar steampunks o cualesquiera que sea el prefijo tecnológico adecuado sumándole el “punk” al final, son los
herederos de todos los movimientos fantásticos de mediados del siglo XIX hasta nuestros días. Solo hace falta hacer una pequeña introspección hacia el pasado y ver como aquellos que tienen el poder económico han hecho de nuestras pasiones espectáculos donde el capital es más importante que el contenido de las ideas. Viéndose reflejados en la industria del cómic, ya sea europeo, americano o asiático, o en los casos de los escritores de ciencia ficción, que ven mutiladas sus obras en detrimento de la ganancia, los críticos de este tipo de expansión hacen eco de una posible banalización del movimiento. El temor a que se pierda toda la filosofía de la estética y se convierta simplemente en una moda más es evidente.
Después de todo, los géneros literarios, gráficos-artísticos y los movimientos populares terminan siendo simplemente un resumen demasiado abstracto y parcializado a conveniencia de la ganancia del inversionista cuando se transmiten en pantalla. Aunque ahora existe más libertad creativa y se ha aprendido de movimientos represivos como el comunismo soviético o el macartismo estadounidense, aún queda esa sensación incómoda de que las cosas pudieran quedar mejor sin esa persistente guillotina que pende sobre nuestras cabezas llamada “industria del entretenimiento”.

Esta clase de situaciones son las que hacen que parezca que el repentino auge del steampunk obedezca mas a una prolongada estática mental de aquellos que llevan las riendas de la industria del entretenimiento, que a un verdadero interés de dar a conocer a un público masificado este movimiento gráfico-literario a través de su ventana más directa, que es el uso de la estética retrofuturista.


Estamos viendo en este momento el paso de la historia más que nunca en diferentes frentes globales. El uso de los medios de comunicación masivos y su alcance a través de la tecnología nos dan una mirada cada vez más completa del presente y si ponemos la suficiente atención podemos ver hacia donde se dirigen las cosas con el paso del tiempo. Si bien el miedo a la banalidad del movimiento no es fundado, debemos estar consientes de que puede ser arrastrado por la estática del momento hacia un punto al que han sido arrastrados otros movimientos anteriormente.

Rescatar la estética de la estática parece ser la misión sagrada de los entusiastas del steampunk en todas partes del mundo. ¿Esto será posible?, aun es demasiado pronto para decirlo, lo que deja una amplia puerta de posibilidad abierta a todos los que lo intentan, que otros movimientos ya han visto cerrar tras de sí.

La esperanza está ahí. Para suerte del steampunk.